escuchar
en vivo

Radio 1 Alvear

Una mujer de Bowen, embarazada, tiene triquinosis

La detección de triquinosis en una embarazada de 26 años volvió a poner en alerta a las autoridades sanitarias de General Alvear, tras más de dos años sin casos confirmados en el departamento.

 

La joven con un embarazo de siete meses fue atendida por primera vez en enero, a raíz de un cuadro intestinal que motivó los primeros análisis, cuyos resultados sugirieron la posibilidad de que hubiera contraído el parásito de la trichinella spiralis por consumir chacinados que elabora junto a su familia en el barrio El tanque, una zona humilde de La Escandinava, Bowen.

Durante los últimos meses, la mujer fue atendida por diversas dolencias pero sin la confirmación de la presencia de triquinosis hasta que la última semana, con más de dos meses de demora, llegaron los resultados de los análisis que se enviaron a realizar en el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas Malbrán de Buenos Aires, corroborando que padece la enfermedad. 

"Presenta una parasitosis mixta o poliparasitosis con presencia de distintos parásitos, uno de ellos el de la trichinella spiralis", indicó el director del hospital Enfermeros Argentinos, Walter Vitali. La joven dio a luz el martes en la madrugada en el nosocomio alvearense a un varón de más de 3 kilos de peso, al que se le están realizando todos los estudios necesarios para descartar la posibilidad de alguna afección relacionada con la enfermedad.

El caso ya fue informado a las autoridades de Epidemiología de la provincia y se comenzó a realizar un relevamiento de campo por parte de un equipo del Área Departamental de Salud, en conjunto con personal de la comuna, la dirección de Ganadería y el Senasa.
 
"Estamos a punto de comenzar la época de carneos y es muy importante recordarle a la gente que cría para consumo y venta que realice los análisis que son gratuitos en el laboratorio de la Fundación Coprosamen" , señaló el veterinario de la oficina local de Senasa, Lisandro Di Paolo. Mientras tanto, ya se organizó una serie de acciones para limpiar el terreno y desinfectar las casas de la zona, a la vez que se analizará el centenar de cerdos que se estima hay en los chiqueros del barrio.

"Se va a realizar un análisis de sangre de los cerdos, que es un método nuevo y va a permitir que la gente no pierda todos los animales, y una vez que estén faenados se van a analizar todos los ejemplares para descartar a los que presenten el parásito de la triquinosis", sostuvo Di Paolo.

 

 

Fuente Los Andes